Saltar al contenido

Adaptarse o morir; la preocupante situación del pequeño comercio

la preocupante situación del pequeño comercio

2019 no está siendo un buen año para el pequeño comercio; un sector castigado por el auge de los negocios online y los cambios en los hábitos de consumo, y que no parece encontrar la fórmula para hacer frente a los nuevos tiempos.

Un descenso preocupante en uno de los principales sectores de la economía

Los autónomos son uno de los principales pilares de la economía española. En 2019 el colectivo ha crecido hasta los 3.2 millones. De estos, un 24% pertenece al sector comercial; con casi 782.000 trabajadores.

Un incremento importante, sin embargo, los datos presentados por la Seguridad Social nos muestra la otra cara de la moneda: un descenso de 7.468 autónomos en el sector del comercio, desde que comenzó el año hasta el pasado mes de octubre. Una cifra superior a los 4.420 del año pasado en el mismo periodo.

Según Eduardo Abad, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), en el último año alrededor de 15.000 pequeños negocios han echado el cierre para siempre.

Dirce (Directorio Central de Empresas) y UPTA remarcan que hay tres factores responsables de estas bajas:

  • Un cambio en los hábitos de consumo, con un comercio online que cada vez tiene más peso entre los consumidores.
  • Descenso de las rentas en la última crisis
  • La falta de formación y modernización en el pequeño comercio, con el fin de hacerlo más competitivo.

Los comercios minoristas, que han ingresado un 0.4% menos que en 2018, se encuentran ante una situación alarmante, ante la que deben tomar una importante decisión.

El pequeño comercio solo tiene una opción

Conseguir presencia en Internet

Si existe un sector en la economía española competitivo, y en el que es difícil hacerse un hueco en el mercado, es el comercial. Ante una sociedad en la que el consumo electrónico crece a pasos agigantados, el pequeño empresario debe decidir si se adaptará a los nuevos tiempos o se dará por vencido.

Aquellos que quieran el cambio, tendrán que marcarse como objetivo:

  • Conseguir presencia en Internet: En la actualidad hay una frase que se escucha mucho: “si no estás en Internet, eres invisible”. En otras palabras, si un negocio no tiene página web, no existe para los consumidores. Abrir una página web, desde la que ofrecer los productos o servicios, es solo el primer paso.
  • Expandir su negocio fuera de su territorio: Los tiempos de las pequeñas tiendas de barrio han llegado a su fin. Los negocios que no se expandan a nivel nacional, incluso internacional, están sentenciados.
  • Formarse para adaptarse a los nuevos tiempos: Con el comercio electrónico en auge, es el momento perfecto para formarse en marketing online, y en nuevas técnicas de venta. ¡Nunca es tarde para aprender algo nuevo!

Por supuesto que el cambio no va a ser fácil, ni mucho menos conseguirán un hueco en el mercado a corto plazo. No obstante, deben tomarse esta nueva etapa empresarial como un reto. Y si se sienten perdidos, ponerse en manos de profesionales del marketing digital para que les ayuden a arrancar su negocio electrónico. 

 

¿Necesitas Asesoramiento para crear tu negocio online?

¡Quiero Asesoramiento!

Fuente: https://www.expansion.com/empresas/distribucion/2019/11/23/5dd957fbe5fdeadb788b4570.html

X