Saltar al contenido

Black Hat SEO, ¿qué es y cómo evitarlo?

uso del Black Hat SEO

En todo negocio existen algunos atajos que permiten lograr buenos resultados en poco tiempo, y en el SEO no es ninguna excepción. ¿Recuerdas que no hace mucho que te hablamos de las técnicas White Hat SEO? Es el modo legal de trabajar con el SEO.

Sin embargo, también está su contrario: el Black Hat SEO, una serie de técnicas poco éticas, pero que ayudan a posicionar webs. Claro que, con sus riesgos.

¿Qué es el Black Hat SEO?

El Black Hat SEO (que significa sombrero negro SEO) es el uso de técnicas para engañar a los buscadores (ya sea Google, Yahoo o Bing) con el fin de obtener resultados provechosos para tu sitio web.

El uso de estas técnicas puede mejorar el posicionamiento de una web en buscadores para determinadas palabras clave. No obstante, las personas que utilizan este tipo de técnicas son conocidos como “black hatter”. Es un término que se tomó de las películas del oeste, en la que los villanos llevaban un sombrero negro.

Estas son las características del Black Hat SEO:

  • Desafían las normas de los buscadores
  • Interrumpen la navegación de los usuarios por las técnicas que se utilizan
  • Las páginas no tienen coherencia, con el fin de conseguir clics usando palabras clave
  • Altas probabilidades de haber malware en el sitio web.

¿Es recomendable el uso del Black Hat SEO?

Black Hat SEO

Ni si ni no. Algunas técnicas, que verás un poco más abajo, pueden emplearse al inicio del sitio web, porque te pueden ayudar al posicionamiento de tu web cuando estás comenzando. Aunque, el abuso de dichas técnicas puede desencadenar en una serie de penalizaciones de tu sitio web, algo de lo que luego te costará recuperarte.

Los buscadores no son tontos, y sus algoritmos se actualizan casi a diario. Por ejemplo, la empresa Web Desing Library fue penalizada por el negocio del link building. Y una penalización es bastante seria. Así que, ¿crees que te vale la pena correr el riesgo?

¿Cuáles son las prácticas de Black Hat SEO?

  • Seguramente te hayas encontrado con más de una de estas técnicas durante tu navegación por la red, sin haberte dado cuenta. Las más comunes son:
  • Keyword Stuffing: Esta técnica consiste en repetir la palabra clave dentro del texto una y otra vez, con el único fin de posicionarla.
  • Spinning: Utilizando softwares automáticos se modifican, o spinean, artículos ya existentes en la web, cambiando las palabras con algunos sinónimos. Así se consiguen copias “originales”, aunque de baja calidad.
  • Texto oculto: Esta técnica ya se utilizaba antes de nacer el SEO en la red. Consiste en ocultar un texto, o las palabras claves, coloreando la palabra del mismo color que el fondo de la web. Así no queda visible, pero atrae a las visitas.
  • Comentarios spam: Si quieres conseguir visitas a tu sitio web, ¿qué mejor forma de hacerlo que spamear en sitios ajenos? Cometarios en blogs, foros, redes sociales que únicamente tienen el link de tu página web para atraer visitas.
  • Cloaking: Una técnica algo sucio, puesto que consiste en mostrar un contenido diferente a los buscadores y otro a los usuarios. Para los buscadores la página estará sobreoptimizada con las keyword que más te interesa optimizar, mientras que el usuario no encontrará nada interesante en ella.
  • Comprar dominios caducados: Recuerda que los dominios pueden caducar, pero es posible que haya alguno que ya esté muy bien posicionado. Una de las técnicas comunes es comprar este tipo de dominios para rehacerlos y así ahorrarte el trabajo de posicionarlo.
  • Spam en enlaces: Esto lo habrás vivido en más de una ocasión, pinchar en un link que te lleva a otro sitio web y a otro, y a otro… y así continuamente. Una práctica bastante utilizada por las webs que sobreviven con los clicbailts.
  • Comprar-vender enlaces: Para ganar notoriedad, y así mejorar el ranking, se pueden comprar o vender enlaces según tu interés.
  • Page hijacking: En este caso se crea una copia muy parecida de otra página bien posicionada, con el fin de hacer creer al buscador que es la original, ganando así posiciones. Básicamente es como si la estuvieras secuestrando.
  • SEO Negativo: Aquí más que buscar posicionar tu página lo que haces es malmeter sobre la competencia, con el fin de perjudicarla. Puede ser hablando mal de ella en foros, envío masivo de blacklinks de mala calidad o enviándole spam.
  • Mailing masivo: Esto lo has sufrido en más de una ocasión, recibiendo mails de páginas que ni conoces, y que por mucho que los borres te siguen llegando. Así que, lo que harías será mandar un montón de mails a correos electrónicos con información nada relevante para el usuario con tal de que cliqueen en un link.

¿Por qué debes evitar el Black Hat SEO?

evitar el Black Hat SEO

Ya te habrás dado cuenta que usar el Black Hat SEO no sería jugar limpio, ¿no? Ahora bien, puede que alguna de las ideas te guste, y estés pensando en utilizarlas para tu página web. No obstante, ¿por qué debes evitar caer en el uso del Black Hat SEO?

Primero de todo, por la penalización de los buscadores. Piensa que sus algoritmos están en constante evolución, y cada vez son más capaces de detectar este tipo de técnicas. Y sus penalizaciones son severas, es posible que tu sitio web nunca se recupere.

En segundo lugar, los resultados del uso del Black Hat SEO solo sirven a corto plazo. Es posible que en pocos días veas como tu nicho se posiciona en los primeros puestos, pero al poco este irá cayendo en picado. ¿Y por qué? Esa es la última razón: por los usuarios. Si los usuarios entran en tu página y ven que no hay nada relevante, la abandonarán. Es más, cada vez que vean una página relacionada contigo, no querrán usarla, y eso te afectará mucho. Ya podrías hacer mil webs usando Black Hat SEO que en poco tiempo solo obtendrías resultados negativos.

X