Saltar al contenido

La meta descripción, ¿qué es y cómo escribirla correctamente?

que es una meta descripcion

¿Buscando mejorar el posicionamiento orgánico de tu sitio web? Sin lugar a dudas te habrán recomendado trabajar la meta descripción de tu sitio web. No obstante, ¿qué es y para qué sirve?

¿Qué es una meta descripción?

El término técnico define la meta descripción como una etiqueta dentro del código HTML de tu web, que te permite personalizar la sección concreta de texto que describe la página en la que estás escribiendo. Estas son detectadas por las arañas de los motores de búsqueda de Google, mostrándolas en las SERPs.

¿Una explicación más sencilla? Es el espacio que te ofrece Google para captar la atención del usuario, diferenciándote del resto de resultados, esto es, tus competidores. En otras palabras, cuando se muestran los resultados de búsqueda de Google, es el pequeño texto que aparece debajo de la URL.

Es el primer contacto de tu página con tus clientes potenciales cuando apareces en los motores de búsqueda, por lo que debes asegurarte que la descripción sea efectiva y logres convencerlos para hacer clic, obteniendo así un CTR más elevado.

Según vayas conociendo más sobre descripciones, más te darás cuenta que estás tienen otros usos, como, por ejemplo, usarlas como parte de las entradas de una página en las SERP.

¿Cuál es su propósito?

En realidad, podríamos decir que este pequeño apartado cumple diversas funciones; llamar la atención de los clientes, hacer tu página más atractiva y profesional al aparecer en los resultados de Google…

Pero, en realidad, es una oportunidad ya que a los motores de búsqueda les sirve como contexto para entender la relevancia de tu página, mientras que para los usuarios es una oportunidad de saber que ofreces en tu página.

Para tú página, es una opción de escalar posiciones en las búsquedas más relevantes, convenciendo a los usuarios para que te visiten.

Las claves para crear una meta descripción efectiva

Ten por seguro que esto no es sentarte delante del ordenador y escribir cualquier frase. ¡Ni mucho menos! Si no quieres cometer un grave error en este apartado, tras haber creado un contenido de una calidad exquisita para tu web, ¡estas son las claves que tienes que tener en cuenta!

Longitud

En realidad, es la propia Google la que te informa de cuál es la longitud máxima del texto. Cuando estés escribiendo en el recuadro correspondiente, verás una barra justo debajo en color naranja que irá creciendo. Al llegar a color verde, te indicará que la longitud es la correcta, pero si se pone roja, significará que has escrito demasiado.

Esto merece una explicación. El límite establecido en este recuadro es de 320 caracteres. Ojo, “caracteres” que no palabras, tenlo en cuenta a la hora de escribir. Si escribes por encima de esta cifra, la parte sobrante no será vista por los robots de Google y resultará irrelevante. Esto último seguramente lo hayas visto en muchas páginas, que parece que la parte de la “meta descripción” queda oculta. Es porque tiene demasiado texto.

¿Nuestro consejo? Mantente en torno a los 160 caracteres y usa un máximo de dos frases.

Tono

El contenido de este apartado debe estar redactado en un tono enérgico y activo, lanzando un mensaje claro y directo sobre el contenido que encontrarán al hacer clic. Esto no solo sirve para captar la atención de los posibles clientes, también ayuda a las arañas de Google a entender el “porqué” de tu web.

Palabras clave

Por supuesto que puedes poner lo que quieras en este apartado, pero, si quieres colocarte en las posiciones más altas, el contenido de la meta debe contar con palabras clave y frases que sean relevantes para tu negocio.

Obviamente, ya habrás realizado una búsqueda previa de Keywords, y la más importante la habrás colocado en el H1 y la URL de tu la entrada/página que estás trabajando, ¿correcto? Pues esa misma KW, la más fuerte para esta página, debes incluirla en la meta.

¡Importante! Evita a toda costa las descripciones que estén saturadas de keywords antinaturales a ojos del lector.

Relevancia

Toda meta descripción es relevante, pues describe las páginas en dónde se están usando. Pongamos un ejemplo; has redactado un artículo en el que estás haciendo una comparación de “los 10 mejores cascos gaming para usar en PC”.

Claramente, tendrás que aprovechar la keyword cascos gaming en la meta, pues es el centro sobre lo que gira todo el contenido. Algo así como: “¡Descubre los mejores cascos gaming para jugar en PC! ¡La lista definitiva!

Diferenciación de tu marca

En todas las áreas del SEO es importante diferenciar tu marca de la de la competencia. Y, por supuesto, en el tema de las metas la cosa no iba a ser diferente.

Nunca olvides que compites con varias marcas a la vez en las SERPs, y que los usuarios verás múltiples descripciones en los resultados de búsqueda. Si tus textos no tienen gancho, o son demasiado genéricos, no recibirás clics.

Persuasión

Al igual que cuando haces una venta cara a cara, si no eres persuasivo, no servirá de nada que hagas el mejor contenido para tu página, porque nadie va a entrar.

Con esas dos líneas debes convencer a los usuarios para que hagan clic en tus enlaces, ganando así más tráfico y ganando CTR, creciendo en los rankings. Capta su atención informándoles en este apartado sobre lo que van a encontrar si hacen clic, para que se den cuenta de que es justo lo que están buscando.

Tips para escribir una meta descripción

escribir una meta descripcion

Pasemos a centrarnos en lo que es importante: cómo escribir una meta descripción. Puede que te resulte un poco complicado al principio, más estate tranquilo, que te vamos a enseñar a hacerlo.

Investiga tus palabras clave

Cómo ya hemos dicho en el punto anterior, previamente habrás realizado una búsqueda de palabras clave, y una de ellas será la que defina el contenido de la página/entrada. Esa será la más adecuada para este apartado.

Diferencia cada uno de los apartados de tu página

Es muy importante que entiendas que las meta descripciones son algo más que un pequeño texto para captar la atención del usuario. Es una forma de diferenciar los diferentes apartados de tu sitio web.

¿Tienes 10 categorías distintas en tu página? ¿Has escrito 50 artículos para el blog? Asegúrate en todo momento que cada una de esas páginas, que cada artículo, tenga su propio texto en este pequeño recuadro.

Estudia a la competencia

Esto no es nada nuevo para ti, ¿verdad? Siempre hay que estudiar a la competencia. Ellos te darán pistas sobre lo que funciona y lo que no, al mismo tiempo que permitirá descubrir en que se diferencia tu negocio del suyo, para venderte de una forma diferente a tus posibles clientes potenciales.

Escribe un borrador

Es cierto que este apartado puedes modificarlo siempre que quieras, pero… ¿No es mejor ir sobre seguro? Antes de escribir esas dos líneas, ¿Por qué no escribes un borrador? De hecho, te invitamos a que escribas varios, y luego los estudies con calma para decidir cuál sería la mejor opción para la página/entrada.

Hazla llamativa

¿Recuerdas que en el punto anterior hemos mencionado que este pequeño texto debe estar escrito con tono activo y persuasivo? Pues hay algo más de lo que debes asegurarte; que sea llamativa para tus posibles clientes.

“¿Cómo?”, te estarás preguntando. Muy sencillo; utilizando elemento que capten la atención como los emoticonos. Incluye un emoticono al principio de la frase y otro al final, a ser posible, que esté relacionado con el tema de la categoría o artículo que has escrito. Por ejemplo, si has hecho un artículo en el que hablas sobre gatos, uno de los emoticonos puede ser la cara de un gato y otro la huella de un animal.

Los errores que debes evitar

Ya sabes lo que es una meta descripción, su importancia y cuál es el proceso para escribir los textos.

Pero antes de que te pongas manos a la obra, deja que te informemos sobre los errores que debes evitar a toda costa:

  • Escribir demasiado texto: Recuerda que te lo dijimos antes, el máximo es 320 caracteres. Pero, lo ideal, es que tenga 160 o menos.
  • Es poco original: ¿Tu descripción se parece al de tu competencia? Si es así, dale una vuelta de tuerca, para ser lo más original posible.
  • Deviarte del tema central de tu página: Todo lo que escribas en este pequeño texto tiene que estar relacionado con el contenido de la URL.
  • Ignorar las palabras clave: Recuerda que debes incluir, al menos, una keyword en todas las descripciones.
  • Abusar de las keyword: No incluyas, solo por rellenar, palabras clave o todo lo que conseguirás será poner en riesgo tu posicionamiento.
  • Usar un tono poco activo y persuasivo: Recurre a palabras proactivas en tu texto, para no parecer soso y aburrido ante los que lean las descripciones en los resultados de búsqueda.
  • Fracasar al transmitir valor: No olvides que este pequeño texto será tu primer contacto con un posible cliente potencial, así que déjales claro lo que conseguirán si hacen clic en tu URL.

¿Te han quedado claro los errores que debes evitar? ¡Pues adelante! ¡Asegúrate de crear una descripción de gran calidad para cada una de las URL de tu web!

Entradas relacionadas