Saltar al contenido

10 razones por las que una empresa necesita una página web

10 razones por las que una empresa necesita una página web

Aunque el uso de Internet se ha convertido en algo que forma ya parte de nuestra vida cotidiana, todavía hay mucha gente que no cuenta con una página web para su negocio.

Algunos aluden a que es algo que no necesitan, otros que tienen miedo de quedar colapsados por la gran competencia que hay en la red.

No obstante, el tener una página web es indispensable para todo negocio hoy en día. Y te vamos a dar 10 razones por las que tu empresa necesita una página web.

1.- Te permite aumentar tu amplitud comercial

Teniendo un negocio físico, o ubicando tu empresa en una localidad, únicamente tienes un alcance local, como mucho provincial. En cambio, con Internet, tus negocios se pueden expandir a nivel nacional e internacional.

Contar con una página web profesional permitirá que posibles clientes, que viven al otro lado del mundo, te encuentren y se interesen por tu trabajo, abriéndote muchas puertas de cara al futuro con las que quizás no contaste a la hora de iniciar tu negocio.

Si centras tus límites en un ámbito físico, te estás cerrando las puertas a algo que te puede aportar muchos beneficios, tan solo con una pequeña inversión. ¿Querías hacer crecer tu negocio? Lo único que tienes que hacer es montar una página web.

2.- Los usuarios comparan mucho las páginas webs

No importa de que sea la empresa, un usuario a la hora de decidir decantarse por una u otra, se fija mucho en la página web. ¿Esto qué quiere decir? Que, si entra en la página web de una empresa, y esta es un desastre, prescindirá de sus servicios.

Ahora bien, si se trata de una página web sencilla, pero completa, y que sea fácil de navegar y atractiva para el usuario, esto captará su interés y hará que quiera contratar sus servicios.

Básicamente es como el clásico “¿me recomiendas a alguien”, cuando se necesita contratar los servicios de un profesional. ¿Dónde se encuentra la gran diferencia? En que la gente valora mucho el diseño que tenga una página web.

Si el sitio web es descuidado, la información más relevante no aparece y apenas sirve para obtener información de los servicios que presta la empresa, eso aumentará la desconfianza.
En cambio, si la página web da información que responda a todas las dudas del usuario, le gustará y decidirá contratar tus servicios.

3.- Te pondrás al nivel de la competencia… ¡o puede que la superes!

No te creas que en todos los tipos de servicios cuentan a día de hoy con páginas web. Puede que en tu tipo de negocio no sea común tener una, y te conviertas en el pionero.

Esto te vendrá muy bien, porque así no solo adelantarás a la competencia, sino que además toda la atención se centrará en ti. Pero, puede que también se dé el otro caso: que tener una página web sea lo más común del mundo.

No obstante, recuerda lo que te hemos dicho en el punto anterior: los usuarios buscan una web que sea sencilla, completa y fácil de usar a la hora de querer contratar los servicios de una empresa.

Intenta crear una página web que tenga relación con el sector en el que te encuentres, ser diferente y hacerla destacar de algún modo. Tienes que tener algo llamativo, que sirva para captar la atención pero también divertido.

Puede ser una mascota para tu marca o empresa, para que los clientes la relacionen contigo.

¿No recuerdas al perro de Scotex? ¿A la rana de los frosties de Kelogs? ¿Al perro de los chocabip? Una mascota siempre hace que sea más fácil acordarse de una marca.

4.- Ampliación de horarios

Pagina web para empresas

¿Nunca te has preguntado cómo es posible que las grandes empresas tengan tanto peso en el mercado? ¿Es solo por el nombre de su marca? Claramente, es un factor, pero hoy en día eso no importa.

Lo que importa es estar siempre disponible para tus clientes las 24 horas del día. Por ejemplo, piensa en Amazon, el mayor portal de ventas del mundo.

Una persona puede hacer su pedido en cualquier momento del día, da igual si son las dos de la tarde que las cuatro de la mañana. ¿Cómo es posible? Gracias a su página web.

Así pues, una página web te permite estar operativo las 24 horas del día, dando igual que seas una empresa de servicios que un ecomerce.

En ambos casos, te interesa tener un espacio operativo las 24 horas del día, porque nunca sabes en que momento te puede aparecer un cliente potencial.

Esto no significa que tengas que agobiarte. No tendrás a clientes llamándote las 24 horas del día. Simplemente establece un horario de atención telefónica, que aparezca en la sección de contactos. Por otro lado, un servicio de atención online.

Por otro lado, para que los usuarios se ayuden entre si, puedes establecer un sistema de comentarios si vendes artículos, para que expongan sus valoraciones o respondan las dudas de los usuarios. Algo tipo a lo que hacen los usuarios de Amazon.

5.-Ahorra tiempo y dinero

¿Sabes que hay muchas empresas hoy en día que ni siquiera tienen locales? No, no te estamos engañando. Gracias a Internet, para ofrecer tus servicios todo lo que necesitas es un ordenador, unos breves conocimientos informáticos y listo.

Pongamos que quieres montar una tienda (no importa de lo que sea), ¿necesitas una tienda física? ¡Para nada!

Hoy en día el 80% de las compras se realizan a través de Internet, la gente ya no pasa el tiempo recorriéndose tiendas cuando puede hacer la compra tranquilamente tumbada en el sofá.

Lo único que puede que necesites, dependiendo el tipo de negocio, es un almacén, pero, esto, siempre será más barato que alquilar un local, ¿no te parece?

Es más, tus empleados también pueden trabajar desde sus casas, lo que será más cómodo para ellos, y económico para ti. Eso si, debes establecer una buena red de comunicación entre tú y tus empleados si optas por este último caso.

Ten en cuenta que puesto ocupa cada uno para darles determinados permisos en la página, elegir un buen servidos para estar todos comunicados, reservar un día a la semana para tener una reunión por Skype… Aunque trabajéis lejos, que haya buena comunicación entre vosotros.

6.- Mejor comunicación con tus clientes y tus empleados

Esto lo sabes por tu día a día, que es más fácil comunicarse gracias a las conexiones por webcam o por correo electrónico. Y es justo lo que buscan los clientes.

Con un sitio web, puedes recibir correos de clientes o crear un foro en el que expongan sus dudas, y tú se las podrás responder en pocas horas.

Al mismo, tú puedes mandar correos a tus clientes con tus novedades, si tienes pensando hacer alguna oferta… ¡debe haber reciprocidad!

Como ya te hemos dicho antes, también puedes establecer un sistema de preguntas y respuestas en la sección de comentarios, para que sean los propios usuarios los que respondan las dudas que tengan otros usuarios con respecto a un servicio o producto.

Por otra parte, también te hará que sea más sencillo contactar con tus propios empleados, logrando así un trabajo más coordinado. No importa que se encuentre en la otra punta del planeta, la comunicación será más fluida.

7.- Publicidad eficiente, y casi gratuita

Marketing online para empresas

No te vamos a engañar, el tener un sitio web tiene algunos pequeños gastos; la compra del sitio, mantenerlo, contratar a alguien que la diseñe… Pero, ¡es una opción muy barata para hacer publicidad!

Seguramente creas que las viejas tácticas de repartir folletos, pegar pegatinas o contratar un anuncio en una valla publicitaria sigan teniendo buen efecto.

Y es verdad, son técnicas que, aún a día de hoy, siguen funcionado. ¿Lo malo? Que es un tipo de publicidad muy cara.

Una página web es más económica, y te dará presencia en la red, que siempre es importante. Y, si quieres hacerte publicidad de pago, siempre puedes contratar un espacio publicitario en alguna página, utilizando las redes sociales o de alguna página en concreto.

8.- Tus clientes estarán al tanto de todos tus avances

Puede que vayas a cambiar un poco alguna política de tu empresa, quizás lanzar un producto nuevo u ofrecer nuevos servicios. ¿No te parece que será muy caro el tener que estarlo publicitando?

En cambio, con una página web, la cosa cambia bastante. Dado que puedes dedicar un espacio de la web a las novedades que hay en tu empresa, eso hará que tus clientes estén en todo momento informados sobre cualquier cambio que haya.

Podrías utilizar un foro, crear una entrada explicando todas las novedades o tener un blog asociado a tu empresa que informe a tus clientes de todas las novedades.

Esto es un poco como las conferencias que dan las grandes empresas cuando van a lanzar un producto nuevo al mercado.

Dado que eres un negocio pequeño, no puedes alquilar un gran local, y seguramente tampoco acudir a ninguna feria. Sin embargo, ¿hace falta hoy en día tener uno?

Utilizando las tecnologías, puedes hacer una presentación oficial de tu producto, cuando esté acabado, en una plataforma como Youtube. En directo, respondiendo a las dudas que les surjan a los usuarios en tiempo real. Eso dará una imagen de cercanía entre tú y tus clientes.

9.- Perfecciona la imagen y el prestigio de tu empresa

No es solo cosa de los jóvenes el pensar que si una empresa no tiene una página web no existe. Es un pensamiento que también comparten ya muchos adultos que han convertido la navegación por la red en algo indispensable en sus vidas.

Por ello, hay que preocuparse por diseñar y poseer una buena página web, dado que ayuda a potenciar la imagen que tienen tus clientes de tu marca y, por otro lado, aumenta el prestigio de esta.

Como ya te hemos comentado, teniendo una web bien hecha, los clientes siempre optarán por tus servicios antes que los de la competencia, y se lo comentarán a sus conocidos, aumentando así tus posibles clientes potenciales. Por ello, es importante esforzarse en este punto.

Cuando tu página web tenga un tiempo, tendrás que mejorarla en base a los cambios que estén habiendo en la red. Intenta estar siempre actualizado, para no quedarte atrás de la competencia. Aparte, introducir algún elemento que te haga sobresalir de los demás.

10.- Es tu carta de presentación al mundo

Habrás oído mucho eso de “la primera impresión es lo que cuenta”. Una página web sirve como carta de presentación frente al mundo, dado que el nivel de alcance será a nivel global, y nunca sabes de donde puede venir un cliente potencial.

Por ello, debes esforzarte en el que el diseño de la web sea tan atractivo. Pongamos un ejemplo; tienes un negocio de cerrajería, ¿qué tendría que tener la web para que fuera atractiva para el usuario?

Tendrías que hablar de los servicios que prestas, el tiempo de realización, el tiempo que tardarías en desplazarte, si tienes alguna oferta… Si tu web carece de algo de esto, y si lo tiene la competencia, ya puedes darte por superado por esta.

¿Qué es una web dedicada a la venta de productos? En ese caso, escribe una pequeña ficha en la que des una descripción del producto, corta y directa.

Aparte, una pequeña ficha con las características de este. Unas fotos de calidad que lo muestre, y, por supuesto, el tiempo que tardaría en llegar al cliente.

Intenta meter tanta información como puedas, de una manera simple, para que no sea agobiante para el cliente y que todos los datos importantes sean fáciles de encontrar.

empresa necesita una página web

X