Saltar al contenido

Los factores de posicionamiento SEO, ¿cuáles influyen de verdad?

Los factores de posicionamiento.

Los buscadores ordenan las páginas que se muestran según un algoritmo. Eso ya lo sabías, ¿verdad? Sin embargo, ¿qué es lo que hace que puedas aparecer en los primeros puestos de Google?

Todo se debe a lo que se conoce como factores de posicionamiento SEO, habiendo más de 200, los cuáles van cambiando continuamente. Estos son los responsables que las páginas aparezcan antes o después en Google. Existen dos tipos: factores internos (on-site) y factores externos (off-sitte), que te vamos a explicar a continuación.

Factores externos

Comencemos con uno de los más importantes, lo que se conoce como factores externos, o SEO Off-site.

SEO Off-site

¿Qué son los factores externos?

Son aquellos que no podemos controlar directamente. Estos señalan a los buscadores la autoridad que tiene una web. Esto es, si la página es de confianza o no. Existen numerosos factores que definen la autoridad de una web, aunque nadie sabe exactamente como se establece esta.

¿Qué factores externos existen?

Según los expertos en SEO, podemos distinguir un total de tres tipos de factores externos:

  • La calidad de los links externos: Esto lo podríamos resumir como que Google le da prioridad a una web tiene calidad frente a una web con demasiados links externos que den a otra web. Así que debes preocuparte porque el contenido de las webs de los links externos tenga una gran calidad antes de ponerlos.
  • Comportamiento del usuario: El comportamiento que tienen los usuarios también puede influir, como, por ejemplo, las páginas que hayan visitado anteriormente o la frecuencia de sus visitas. También puede influir la ubicación del usuario. Los resultados de una búsqueda variarán en base al lugar desde el que se realice la búsqueda.
  • Señales sociales: Las menciones en redes sociales influyen a la hora de designar la autoridad de un dominio; ya sean links compartidos en Twitter o páginas compartidas en Facebook. Esto puede decidir si una página aparece en los primeros puestos o los últimos.

Factores internos

Ahora pasemos a lo que se conoce como factores internos, o SEO On-site, que son los que sí que vas a poder influir.

Los factores de posicionamiento.

¿Qué son los factores internos?

El SEO On-Site consiste en hacer la vida más fácil a los buscadores cuando acceden a tus páginas. Para ello, hay tres partes fundamentales: la calidad del contenido, la arquitectura de la web y el código HTML.

Los tres factores internos

Ahora aprenderás un poco más sobre los tres factores internos más importantes. Hay otros, pero deberías centrarte en estos:

  • El contenido: Sin lugar a dudas, el contenido de una página web es el factor más importante para posicionarse en Google. Cuando el contenido es original e interesante para el usuario, es fácil ser de los primeros en el listado. De esto se ocupa Google Panda. Como mínimo, la extensión del texto debe ser de 300 palabras. Aunque verás que hay textos que pueden llegar a los 1000-1200 palabras. Sin embargo, el contenido puede ser poco interesante, y por eso no se posicione. Debes hacer un keyword research previo a escribir el texto, para decidir cuál va a ser la palabra clave sobre la que te vas a centrar. Aparte de seguir unas cuantas normas para redactar un texto SEO que tenga sentido, y con el que luego no te penalicen.
  • Arquitectura web: Cuando tu página web está operativa, los bots (arañas de Google), acceden a tu web y envían toda la información que rastrean sus servidores. Por este motivo hay que facilitarles el rastreo lo máximo posible. ¿Cómo hacerlo? Teniendo una buena estructura de URLs, que también ayudará a la usabilidad y favorecerá la navegación del usuario. Otro punto aparte es el tiempo de carga, pues una página que tarde demasiado en cargarse podría molestar al usuario y que estos acabasen abandonando la página al poco tiempo de entrar.
  • Código HTML: Todos los bots que acceden a tu página web se centrarán en el código HTML, por lo que tienes que preocuparte de tenerlo bien estructurado y optimizado. Los motores de búsqueda utilizan un determinado tipo de etiquetas HTML para mostrar información del contenido en su resultado de búsqueda, como, por ejemplo, la etiqueta tittle que únicamente es visible en el código HTML de la página. Este es el título azul que ves en los resultados de búsqueda de Google. Por supuesto que, también influirán los H2, H3… y la meta description de tu sitio web. Así que préstale mucha atención a esto.

X